Menú Principal
5 de abril de 2020

Ministro Blumel viaja a Región de Valparaíso para coordinar acciones de fiscalización en Semana Santa

“Estamos enfrentando una pandemia que significa una enorme dificultad, es posiblemente el mayor desafío sanitario en un siglo y aquí el incumplir las normas, el no cumplir las reglas del juego, no solo puede acarrear sanciones, puede significar incluso la vida de muchas personas”, señaló el Jefe de Gabinete.

El ministro del Interior y Seguridad Pública, Gonzalo Blumel, junto al subsecretario de Interior, Juan Francisco Galli; el Intendente de Valparaíso, Jorge Martínez; el Jefe de la Defensa y autoridades policiales, se reunieron en la intendencia de la región para revisar el plan de acción por Coronavirus a implementarse durante Semana Santa.

Tras la actividad, el ministro anunció diversas medidas sobre desplazamientos y prohibición de trasladarse a una segunda vivienda.

Para lo anterior, se anunció un cordón sanitario para entrar y salir de la Región Metropolitana, además de un aumento sustantivo en el despliegue policial para verificar que las restricciones dictadas por la autoridad sanitaria se estén cumpliendo y sean eficaces.

“Tendremos medidas como la fiscalización en terreno en los sectores costeros para asegurar que las personas no estén en la segunda residencia, o controles aleatorios en las distintas carreteras de la región, en las carreteras interurbanas y en los distintos caminos regionales, para asegurar que se esté cumpliendo la normativa”, señaló el titular de Interior.

Agregó que la medida rige para toda la población, “salvo aquellas personas que puedan acceder a los salvoconductos, que son muy estrictos, y que son los mismos que se aplican para el toque de queda”.

El ministro Blumel reiteró que el incumplimiento de lo dispuesto por las autoridades puede significar sanciones muy duras y que “no solo tiene multas que pueden ser muy elevadas. Incluso cuando hay reiteración, pueden llegar hasta una cifra cercana a los 50 millones de pesos, sino que también el incumplimiento de la norma sanitaria puede acarrear sanciones penales con penas que van hasta los 540 días de cárcel”.

“Estamos enfrentando una pandemia que significa una enorme dificultad, es posiblemente el mayor desafío sanitario en un siglo y aquí el incumplir las normas, el no cumplir las reglas del juego, no solo puede acarrear sanciones, puede significar incluso la vida de muchas personas”, finalizó.