Menú Principal
15 de mayo de 2019

Subsecretaria Martorell anuncia pronta entrega de modelo para enfrentar “Funerales de Alto Riesgo”

«No debiésemos enterarnos de esto por una llamada al 133», afirmó al Subsecretaria de Prevención del Delito quien lidera una mesa de trabajo destinada a generar un modelo integrado de alerta por parte de las entidades a las que incumbe este tipo de ceremonias fúnebres y evitar así la alteración del orden público.

Luego de cuatro reuniones de la mesa de trabajo que lidera la Subsecretaría de Prevención del Delito (SPD) y cuyo objetivo es generar un modelo integrado de trabajo en que varias entidades tengan responsabilidad frente a los llamados “funerales de alto riesgo”, la titular de la SPD, Katherine Martorell, anunció que a fines de mayo se entregará el modelo definitivo de intervención.

En la mesa participan las cuatro fiscalías de la Región Metropolitana, distintas municipalidades y la Asociación Chilena de Municipalidades, el Servicio Médico Legal (SML), Carabineros e Investigaciones e incluso Aduanas, para localizar el origen de los fuegos artificiales. La finalidad es coordinar un modelo de intervención que permita activar y reforzar un completo plan de seguridad que se activará durante los “Funerales de Alto Riesgo”, los cuales, además de ser peligrosos, generan sensación de temor e inseguridad en la ciudadanía.

Esto porque en estos funerales se utilizan no solo fuegos artificiales, sino también hay disparos con armas de fuego. No siempre se trata de narcotraficantes, sino también de delincuentes con alguna característica especial, como jóvenes, integrantes de bandas o barristas de equipos populares.

La idea es que haya un modelo desde que muere una persona que puede ser objetivo de un funeral de alto riesgo, cuestión que debe avisar Carabineros si la muerte se produjo en un acto violento como una balacera, o el Servicio Médico Legal. Luego las policías vigilarán las etapas del funeral, incluido sus asistentes, para evitar acciones que pongan en peligro la seguridad de los vecinos o generen temor en la población. Así, todas las instituciones involucradas deben trabajar coordinadamente para que haya un seguimiento del caso y que, el día en que se realice el funeral, estén preparados en caso que se produzcan incidentes, balaceras o espectáculos pirotécnicos.

En el caso ocurrido anoche en Conchalí, cuando un joven que falleció producto de un supuesto ajuste de cuentas entre bandas fue velado en medio de disparos de sus compañeros, la Subsecretaria exigió acciones de parte de Carabineros. “Queremos de parte de Carabineros una acción inmediata porque la sensación de impunidad es gravísima. Queremos que carabineros actúe”.

Sobre el plan de acción de mediano plazo, la Subsecretaria Martorell señaló que la prevención temprana es crucial para enfrentar estos actos vandálicos. “Tener un modelo de trabajo es clave. Nosotros no debiésemos enterarnos de esto por una llamada al 133, tenemos que enterarnos porque el SML nos informa, y por eso el rol del Ministerio Público es clave. Tienen que hacer seguimiento del proceso completo, no solo de la perspectiva de la flagrancia, que es la acción de Carabineros”, puntualizó la autoridad.

“Realizar mayor control de armas, tener un registro de las personas y automóviles que son partícipes en estos funerales, también es parte del trabajo que debe hacer el Ministerio Público”, insistió la autoridad. “Carabineros tiene que actuar rápido frente a la flagrancia. Es en eso en lo que estamos enfocados para estos días”, indicó.

La Subsecretaria añadió que “los únicos que pierden, cuando las instituciones no están coordinadas, son los vecinos. Por eso nos sentamos es una mesa y los invitamos a trabajar a todos juntos y estamos bien avanzados en un modelo de acción. Esperamos mostrarlo lo antes posible, de aquí a fines de mayo”, advirtió.