Menú Principal
3 de julio de 2019

Intendenta de Coquimbo realiza positivo balance de la jornada de eclipse total de sol

El fenómeno marcó el inicio de la temporada de eclipses en Chile, que durante el año 2020 tendrá un segundo capítulo en el sur del país. El episodio de este martes dejó cifras históricas para el turismo, posicionando a Chile como un destino astronómico mundial.

“Este es un evento que te deja para adentro, especialmente cuando uno ve cómo se produce. La ciudad se oscureció, aparecieron las estrellas, los pájaros estuvieron un poco distraídos por el horario, pero fue extraordinario. Fue una experiencia muy bonita”, afirmó Gabriel Julio, quien a sus 60 años pudo presenciar por primera vez un eclipse total de sol.

La última vez que un evento de estas características se dio en la zona fue hace más de 400 años. Jorge Cortés, vecino del sector, destacó que “una vez había visto de qué se trataba, pero solo por Internet, nada más allá. Uno cree que no es la gran cosa, pero verlo acá fue maravilloso”.

En plena fase total del eclipse, la Intendenta Lucía Pinto sostuvo que “este fue un regalo absoluto para la Región de Coquimbo, con muchos significados. No solo por el regalo mismo que nos dio la naturaleza, sino que además porque ahora sí que no tenemos ninguna duda en que somos la capital mundial del astroturismo”, afirmó.

El eclipse tuvo una duración total de oscuridad de 2 minutos y 38 segundos y se pudo apreciar de manera total desde la localidad de Domeyko, en la Región de Atacama, hasta el balneario de Guanaqueros, en la Región de Coquimbo.

Este eclipse marcó también el inicio de la llamada “Temporada de Eclipses”, ya que el 14 de diciembre de 2020, entre las regiones de la Araucanía y Los Ríos se podrá apreciar un nuevo eclipse total de sol, el que será visible desde todo el territorio nacional de forma parcial.

Cifras estelares

La autoridad regional destacó el comportamiento pacífico de los visitantes antes, durante y después del acontecimiento. “Todos tuvieron un comportamiento intachable y las rutas cumplieron su objetivo de acuerdo a la planificación. Ahora les pedimos a las personas paciencia al regresar, pues tendremos congestión, pero queremos que la vuelta sea con la misma tranquilidad y calma que cuando ingresaron. Queremos un retorno seguro”, dijo la Intendenta Pinto.

Esto porque a la región arribaron más 300 mil personas, las que se distribuyeron entre los diversos puntos de observación, concentrándose, principalmente, entre La Serena y Coquimbo, el Valle de Elqui, y la comuna de La Higuera.

De acuerdo al balance, al momento del eclipse se concentraron en el borde costero – entre Tongoy, Coquimbo y El Faro de La Serena – unas 87 mil  personas que disfrutaron del evento, mientras que a La Higuera, llegaron 70 mil personas. Por ello, la autoridad regional llamó a los visitantes a planificar su traslado.

La principal recomendación de la autoridad es a tener paciencia, esperar horas posteriores para poder trasladarse y así evitar la congestión. Como medida precautoria se anunció la mantención del dispositivo policial mientras que el MOP fortaleció el aeródromo de Tuqui en Ovalle, el que ha realizado 50 operaciones para complementar el trabajo del aeropuerto de La Serena.