Menú Principal
25 de junio de 2019

Condecoran a los primeros internos que se insertan laboralmente a través del Proyecto +R en Ñuble

En Chillán, el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, condecoró a los primeros 12 beneficiados con el programa de Gobierno que facilita el reingreso al mundo del trabajo para quienes han cumplido condenas carcelarias.

De gira por la Región de Ñuble y acomañado por el Intendente, Martín Arrau, el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, condecoró a una docena de internos que se acogieron al Proyecto +R y lograron su reinserción laboral efectiva.

Tras obtener beneficios de salida controlada, y luego realizar un curso de capacitación intra-penitenciario en la Cárcel de Chillán, los beneficiados se encuentran trabajando de manera establecida en empresas ligadas al rubro de la construcción.

En la ceremonia, también se premió a otros 7 beneficiarios, que si bien cumplieron el proceso de capacitación, aún no pueden acceder a beneficios de salida controlada, y fueron derivados momentáneamente al Centro de Estudio y Trabajo de Gendarmería de las localidades de San Carlos y Yungay, para continuar con su proceso de reinserción.

En la ocasión, el Ministro Hernán Larraín les hizo entrega de kits laborales asociados a las funciones que desempeñaran en la obra. “Hoy hemos tenido una muy importante experiencia, al egresar los primeros internos  a nivel nacional, que se han capacitado dentro del proyecto de Reinserción +R.  Ellos han entrado a trabajar en empresas, que se han comprometido a darles un año de empleo. Este es un paso muy significativo, que demuestra que se puede avanzar en la reinserción, que no solo significa dar una segunda oportunidad, sino que también contribuye directamente a disminuir la reincidencia y a mejorar la seguridad pública, con esta gran alianza público-privada que hay detrás”, señaló el titular de Justicia y Derechos Humanos.

El proceso +R

Estos primeros beneficiados iniciaron su postulación al Proyecto +R en el mes de febrero. Luego de ser aceptados, la capacitación en sí, se inició el 1 de abril al interior de la Cárcel de Chillán, bajo la modalidad intramuro, con el apoyo de la Corporación Cimientos.

La capacitación contó con dos instancias de trabajo: un primer módulo de competencias transversales, ejecutado por una dupla psicosocial de la Corporación, a fin de fortalecer habilidades blandas y enseñar aspectos relevantes del mundo laboral, entre otros aspectos fundamentales para la reinserción.

Mientras que luego pasaron un segundo módulo, de oficio, donde aprendieron labores de maestro ayudante de albañilería, superando un total de 200 horas teórico – prácticas.

Para el segundo semestre, se espera generar un nuevo proceso de capacitación que beneficie a un total de 15 usuarios de la región.