Menú Principal
2 de agosto de 2018

Más de 180 mil escolares de Coquimbo se sumarán a simulacro de sismo y tsunami el 29 de agosto

Se trata del segundo ejercicio de evacuación que involucrará a toda la comunidad estudiantil de la región y que forma parte del programa Chile Preparado de la Oficina Nacional de Emergencia ONEMI.

En caso de temblor, hay que caminar rápido a las zonas de seguridad y formarnos. Usamos el botiquín de emergencia”, explica Maite Navarrete, de segundo año de la escuela de Caleta San Pedro, en La Serena. Matías Cabrera, del mismo nivel, agrega que “si dicen que tenemos que evacuar, vamos de inmediato a formarnos y si estamos cansados nos dan agua. Hacemos filas detrás del banderín”.

Es que los 200 alumnos de este establecimiento saben perfectamente cómo actuar en caso de emergencia. Este recinto educacional mantiene una constante preparación y autocuidado, involucrando a cada miembro de su comunidad.

Parte de una cultura preventiva que el Gobierno, a través de la ONEMI, busca fortalecer con la realización de simulacro de sismo y tsunami para toda la comunidad estudiantil de la Región de Coquimbo el próximo 29 de agosto. Al respecto, la Intendenta Lucía Pinto sostuvo que “debemos estar preparados, esa es la clave. Hay que velar por la vida de las personas y por eso es necesario mejorar nuestra reacción y desarrollar la capacidad para enfrentar una emergencia”.

Se trata del segundo ejercicio de este tipo y que se ejecutará a partir de las 11 de la mañana, esperando la movilización de más de 180 mil estudiantes. Y es que esta prueba abarcará desde la educación preescolar, hasta la universitaria. En total, se contempla que 757 establecimientos educacionales se integren a esta iniciativa, para medir tiempos de reacción y fortalecer los protocolos de emergencia en cada uno de ellos.

Como en Caleta San Pedro, profesores y alumnos pondrán a prueba su capacidad de respuesta. “Nosotros tenemos nuestra evacuación inmediata, una salida rápida de la localidad. Cada uno cuenta con una pulsera identificatoria y un número. Hay un encargado que la entrega y cuando hay emergencia, cada curso cuenta con toda su implementación de emergencia”, explicó Eduviges Castillo, directora del establecimiento.

“Acá hay un ejemplo para cada establecimiento, para que puedan desarrollar sus planes de prevención. Necesitamos que la comunidad se involucre en este ejercicio, debemos estar siempre preparados. Preparados como ciudadanía, y preparados como servicio. Nadie puede asegurar que en el futuro no tendremos que enfrentar nuevamente los impactos, los golpes y la fuerza de la naturaleza”, añadió la Intendenta Lucía Pinto.

Un trabajo en el que también se medirá la coordinación de las autoridades, por ello, cada integrante del Comité de Operaciones de Emergencia COE, contará con una mochila de emergencia.

En esta línea, el Director de ONEMI, Rubén Contador, acotó que “no basta solamente con llegar a la zona de seguridad. Queremos que cada ciudadano o escolar que se traslade, tenga una sobrevivencia de al menos 72 horas y esta mochila que entregamos permitirá salvar vidas y representa lo que cada uno de nosotros debe tener dispuesto para superar una emergencia”.

Para el simulacro del 29 de agosto, los recintos que no están en el borde costero, activarán sus planes de emergencia, mientras que los que están en zona de inundabilidad, 53 establecimientos en todo el borde costero, realizarán traslados hacia los puntos de seguridad.